Blog moda flamenca infantil - MiBebesito

Feria de Córdoba

La capital cordobesa no solamente es apreciada por la Unesco (su Mezquita y su Centro Histórico son Patrimonio de la Humanidad), sino que celebra una feria primaveral con sumo encanto. Que no debemos perdernos.

Las mujeres morenas que soñara, y pintara, Julio Romero de Torres, protagonizan no pocos carteles de la feria cordobesa que, a lo largo del tiempo, ha ido oscilando entre el declive primaveral y la bienvenida del verano, para quedarse finalmente en los últimos días de mayo como fecha de arranque. Primaveral pues, la Feria de Córdoba se caracteriza por ser esencialmente abierta -casi un centenar de casetas para todos los públicos-, gratamente gastronómica (donde degustar salmorejo, melva, flamenquines y maravillas por el estilo), y agradable, en lo que a la temperatura se refiere. El rigor del estío cordobés aún no ha comenzado, y en el Arenal se está fenomenal. Conviene, no obstante, que elijas, como siempre, el atuendo adecuado para la familia, sobre todo la menuda. Para eso estamos en MiBebesito: los trajes de flamenca para bebés son una de nuestras especialidades.

Pero antes de entrar en materia de moda flamenca infantil, vayamos hacia los orígenes de la festividad cordobesa, que celebra una advocación: la de Nuestra Señora de la Salud. Y que partió de una decisión regia, la de Sancho IV, que en 1284 autorizó a la ciudad a celebrar dos ferias de ganado. Ya en el siglo XV, una de estas dos ferias -la llamada de la Cincuesma- pasó a fijarse en los primeros días de mayo. La virgen entraría en escena en 1665, cuando dos campesinos encontraron una pequeña talla en un pozo; este lugar pasaría a ser milagroso, puesto que la leyenda dio por sentado que sus aguas eran curativas. Se levantó una ermita en honor de la virgen venerada.

Del Campo de la Victoria al Arenal

Conocido hoy como los Jardines de la Victoria, fue el sitio del real de la Feria hasta su traslado al Arenal, en 1994. Durante el siglo XIX, la feria se aprovechó como excusa para realizar eventos empresariales o presentar al gran público avances científico-técnicos, algo muy de una época donde se tuvo mucha fe en el progreso. La cartelería artística de esos años representaba, de alguna manera, cómo era la sociedad de aquellos tiempos.

Trajes de gitana

Traje de gitana para bebe verde agua mibebesito

Actualmente, la feria cordobesa es una celebración de entretiempo, así que elegir los trajes de gitana para tu niña no será especialmente complicado. Dependerá, como siempre, de tu gusto, de las demandas de la peque, y del estilo que quieras que siga este año. Esta monería en verde agua y rosa la vemos muy apropiada para la estación, en especial si tu opción es la fiesta diurna. Pero al hermanito, si lo tiene, no vamos a dejarlo sin traje, ¿no?

Fíjate qué modelo más elegante para tu niño, con el detalle del fajín en cachemir. ¿No es una preciosidad? La chorrera a juego en la camisa con cuello chino causará sensación. Eso sí, los complementos le darán el toque definitivo al conjunto: recuerda que en MiBebesito disponemos de gorras flamencas, flores para el pelo para niñas, collares, pulseras, etcétera. 

Traje de gitano para niño pantalón, camisa y flajin cachemir

Celeste y rojo combinan formidablemente en este vestido de flamenca para bebé de rayas, confeccionado a mano. Una preciosidad para tu niña, desde los seis meses hasta el año. Cuenta con braguita a juego, lo que facilita el cambio de pañal (¡pragmatismo de feria!). En esta ocasión, será en Córdoba. ¡Vámonos! 

 Traje de gitana para bebe braguita cubrepañal

Cómo elegir tu vestido de flamenca para niñas

Muchas son las festividades patronales que se celebran al calor del otoño. Un tiempo excelente para que tu peque luzca su vestido de gitana infantil. Aquí hablamos de las fiestas y de paso te ofrecemos algunos consejillos.

El verano está expirando, y llegan las ferias otoñales para decirnos que no... que queda carrete para la fiesta. Volantes, peinetas y flecos seguirán viéndose en las atracciones y las casetas de festividades que, en casos como Torremolinos y Vélez-Málaga, se prolongan todo el día: este año arrancan ambas y terminan el mismo día (del 26 de septiembre al 1 de octubre). San Miguel, el arcángel, es el leitmotiv de estas ferias malagueñas, y de muchos pueblos andaluces más: Arcos de la Frontera lo lleva honrando desde el siglo XIII, y aprovecha la recta final de septiembre para volver a celebrarlo. Ya nos estamos imaginando el vestido de gitana para niñas nerjeñas, que también por estas fechas rinden pleitesía a San Miguel y la Virgen de las Angustias. 

Pero, ¿cómo elegir el modelo? Es inevitable pensar en las temperaturas, que en esta época empiezan a descender, siquiera sea suavemente. ¿Qué tal unos tonos celestes, ya que estamos en la costa de Málaga? Y por supuesto una manga larguita para la brisa marina y estampado de flores combinado con lunares. Este traje de gitana para niña floreado, un suponer...

Traje de gitana flamenca para niña estampado flores

U otro modelo por si andamos cerca de Los Palacios y Villafranca, en la llanura sevillana. Del 27 al 1 de octubre podrás vestir a tu niña de flamenca: ataviada con un diseño como este traje de gitana para niña de semi manga va a estar muy guapa. ¡Anda que no!

Traje de flamenca para niña estampado MiBebesito

Octubre, mes del Rosario

La Virgen del Rosario protagoniza buena parte de las ferias de Andalucía en estas fechas. La advocación es venerada en localidades como Montoro, del 7 al 12 de octubre; la feria y fiestas de este rincón cordobés viene acompañada por una feria de ganado y todo. La granadina Salobreña, por su parte, dedica buenas sesiones de flamenco en sus fiestas populares, que llegan la primera semana de octubre, también. En Cartaya, provincia de Huelva, esperan con emoción el primer domingo de este mes: todo el pueblo se va a vivir estos días -¡es un decir!- al Real y sus casetas. La Feria y Fiestas Mancha Real (del 4 al 8 de octubre en 2017), provincia de Jaén, tienen igualmente como patrona a esta virgen.

Así, las niñas bautizadas como Rosario/Charo -y por supuesto todas las demás-, son vestidas de nuevo para la ocasión. En MiBebesito, los trajes de flamenca para niña de 1 año se pueden encargar con manga larga (añadir una manga francesa o una manga larga tiene un coste extra de 8 €). Tenemos modelos desde los tres a los 18 meses, hechos a mano y con braguita a juego, como este traje para bebe, cuya combinación beige y rosa maquillaje casa muy bien con la estación otoñal. 

Por cierto: otras ferias del Rosario sevillanas son las de Carrión de los Céspedes (declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía) o El Cuervo de Sevilla.

Moda flamenca infantil

Nuestros vestidos de gitana para bebés están pensados para cada estación. Será importante apostar por la manga larga o francesa, si la festividad cercana se celebra en meses un poco más fresquitos. La Virgen de las Nieves y San Roque son el tándem patrona de Torrox, el municipio malagueño. Podemos recomendarte, por ejemplo, trajes que llevan ya incorporada la manga, como esta preciosidad con estampado de cachemir. La combinación de falda y camisa campera es muy agradecida y apropiada para estos días: además de quedar muy femenina, irá suficientemente abrigada para la ocasión. Este otoño, vive tu feria con MiBebesito. 

Volanta traje de gitana cachemir MiBebesito

¿Por qué los vestidos de gitana tipo Marisol?

El encanto de la moda flamenca va cambiando con los años. Así son las tendencias, de ida y vuelta, como los cantes de ultramar. El vestido corto volvió hace unos años para quedarse: en MiBebesito lo sabemos muy bien.

Pero antes de nada, empecemos por el principio… ¿Por qué los trajes de flamenca tipo marisol? En primer lugar, escribamos el nombre de Marisol con mayúsculas, como se merece la que fuera nuestra estrella infantil de cine por antonomasia en la década de los sesenta. Ya en su primera película, ‘Un rayo de luz’ (1960), dirigida por Luis Lucía, embelesaba al que era su anciano abuelo en la historia, recorriendo en una escena inolvidable el salón de donde colgaba el retrato de su fallecido padre, al que cantaba; lo hacía con un modelo que nos recuerda a esta preciosidad para niña de plumeti beige, rematada con un volante de organdí. 

Esta niña es muy flamenca, ¿o no

No fue, sin embargo, la única vez que la artista malagueña -que en su etapa adulta trabajó con su nombre real, Pepa Flores, apareció ataviada de flamenca. Su origen andaluz, su voz y su precoz talento la llevaron a cantar por bulerías en ‘Ha llegado un ángel’ (1961), también de Lucía, donde la historia, de alguna manera, volvía a repetirse. Aquí Marisol ya era completamente huérfana, había perdido a su madre y a su padre, y se enfrentaba un entorno familiar hostil en Madrid. 

Que no falten los lunares

“Una pobre gitana”, cantaba aquella niña Marisol que, enfundada en un vestido de lunares corto, un poco más alta, se movía entre la gracia y la melancolía. En este traje de gitana para niña invertimos aquellos colores: el fondo es blanco y los lunares son rojos. Artesanal, cómodo, es una opción perfecta, y no solo para niñas: si buscas trajes de flamenca para bebés de 6 meses, especialmente.

Otro atuendo que permanecerá en nuestra memoria es el vestido amarillo de 'Búsqueme esa chica' (1964), que bajo la dirección del tándem formado por Fernando Palacios y George Sherman mostraban a una Marisol juvenil, guapísima con aquel traje de talle bajo… tan atrevido como este modelo amarillo perforado: irradia la misma luz que la Marisol muchach. Y es que todas somos, hemos querido ser, un poco hijas de Marisol.

   El vuelo de los vestidos cortos es distinto

Por sevillanas

Dirigida por el gran Mel Ferrer, 'Cabriola' (1965), contenía una escena donde la rubia se descolgaba cantando por sevillanas, y vestida para la ocasión, claro. Al final se arrancaba a bailar y nos mostraba aquel vestido de media manga, verde de lunares blancos y flecos. Los flecos, optativos, son un elemento muy común en MiBebesito, como se puede comprobar en muchos de sus modelos.

 Mirad qué pareja de gitanas más monas.

El regreso del vestido corto

Los vestidos se empezaron a acortar en estos años -décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado-, pues no eran ajenos a la moda de una época en la que las faldas se fueron acortando sensiblemente por obra y gracia de la diseñadora británica Mary Quant. Pero es que la vuelta al vestido de gitana tipo marisol, hace algunos años, tenía todo su sentido para el caso de las bebés. Porque son prácticos y cómodos para las niñas que no por lucir bonitas han de sufrir la carga de tela de ciertos trajes de flamenca, aparatosos como ellos solos.

Nuestros trajes de gitana estilo marisol, diseñados y cosidos para bebés y niñas de hasta 7 años, están confeccionados con todo el mimo y la meticulosidad que se requieren. Sus acabados son perfectos: así nos lo hacen saber nuestros clientes. ¡Conócelos! Son tan cuquis como la Marisol que, siendo apenas una niña chica, conquistó nuestra corazón para siempre.